Al abrir las páginas de este libro se nos invita a acercarnos a un mundo mágico a través de sus textos e imágenes inspiradas, que nos tienden un hilo sutil lleno de claves simbólicas, conduciendo al alma al encuentro con lo original y permanente a través de la trama y urdimbre del propio Cosmos.

La relectura desde el punto de vista tradicional de una selección de doce cuentos que forman parte de nuestro acervo cultural, de títulos tan conocidos, tantas veces leídos o escuchados como La Cenicienta, La Bella durmiente o Juan sin miedo, se revela de forma sorprendente, gracias a este trabajo, como transmisores de un tesoro oculto, que guardado en lo más secreto del corazón siempre ha estado allí esperando ser encontrado, como una semilla o ramita sembrada en lo más recóndito de nuestra memoria esperando florecer y fructificar.

Así, poco a poco, va emergiendo en toda su pureza la piedra preciosa que se halla escondida en lo más hondo del texto y de nosotros mismos, pues las andanzas de los protagonistas de los cuentos y el viaje interno del lector son procesos paralelos y simultáneos, si somos capaces de abrirnos a ello.


Pare ver la colección completa del Aleteo de Mercurio, ir a link del blog:
http://aleteodemercurio.blogspot.com/


Reseñas

¿Quién no conoce cuentos como Blancanieves, La Bella Durmiente o La Cenicienta? Estos cuentos son tan populares que resulta difícil no haberlos leído o escuchado alguna vez en la vida. Pero, ¿nos hemos detenido a profundizar en su verdadero significado, es decir, en las ideas arquetípicas que los conforman?

Cuentos Tradicionales, Símbolo e iniciación, recoge las reflexiones sobre una pequeña selección de cuentos proponiéndonos un recorrido mágico por su estructura interna e invisible, análoga a la del cosmos. Con el amparo de la Doctrina y de la mano del símbolo nos sumergimos en un viaje en pos del Conocimiento. A través de vehículos herméticos como la Cábala, el Tarot, la Alquimia, la Magia, la Mitología y la Metafísica, se nos revelan las claves que nos permitirán penetrar en su simbólica. Rigor y Gracia se conjugan en la justa medida para hilar este discurso que promueve rupturas de nivel. Se abre ante nosotros una puerta que estaba cerrada, o que quizás desconocíamos, pero para poder atravesarla, hay que dejar fuera todo equipaje, es decir nuestros prejuicios, miedos, condicionamientos, en definitiva morir al hombre viejo que nos impedirá la comprensión de estos tesoros y el paso a estados de la conciencia más sutiles. Encarnar la idea-fuerza que simboliza el héroe o heroína y atrevernos a desnudar el alma. De pronto, nos encontramos inmersos en otros espacios o mundos pero que están aquí y suceden ahora pues en última instancia, todo es simultáneo. Y es en lo simultáneo donde tomamos conciencia de que “aunque los cuentos cambien en la forma, sus personajes siempre encarnan las mismas energías cósmicas que también están en el alma humana” (1). Vistas las cosas de este modo, ya no hay dualidad alguna, nos hemos visto reflejados en el espejo cósmico donde advertimos la identidad con el Sí Mismo.

Las enseñanzas que este libro ofrece nos liberan en la medida que nos abramos a la posibilidad de ser fecundados por la luz que sus palabras desprenden. Todo ello acompañado de bellísimas ilustraciones que no hacen más que “brindar una secuencia de imágenes ordenadas que facilitarán el despertar de la intuición intelectual (espiritual) del lector, es decir, que desempeñan una función didáctica apta para vehicular el Conocimiento” (2).

Por otro lado, es consabido que los cuentos marcan el inicio de la educación de un niño, puesto que las formas y el lenguaje que emplean facilitan que su psiqué se haga permeable a las enseñanzas en ellos contenidas. Y sin embargo, aún de adultos nos sentimos atraídos hacia ellos. ¿Será porque que se está apelando a las virtudes de la niñez? Con esto se hace evidente que es un error creer que los cuentos son sólo para niños, pero uno sí que tiene que volverse como un niño para poder penetrar en su significado oculto. Con lo cual no nos referimos a los aspectos inferiores de la niñez, es decir la inmadurez y la tontera, sino a la pureza y virginidad del alma.

“Yo os aseguro: si no cambiáis y os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos” (3).

Este quinto cuaderno de la colección Aleteo de Mercurio, nos revela el auténtico significado de los cuentos tradicionales, y al igual que el resto de los libros de la colección, se trata de un texto iniciático, cuyo mensaje liberador promueve el vuelo del alma. ¡Y no esperábamos menos! Ya que la sutil influencia de su patrocinador, el alado Mercurio, nos rapta e impulsa a cumplir con nuestro más alto Destino.

Cristina Flórez-Estrada.


Notas
(1) Margherita Mangini, Ana Contreras. Cuentos Tradicionales, Símbolo e iniciación. Colección Aleteo de Mercurio. Ed. Libros del Innombrable, Zaragoza, 2018.
(2) Federico González y col. Introducción a la ciencia sagrada. Programa Agartha, Acápite: El Movimiento Rosacruz. https://www.introduccionalsimbolismo.com/modulo3n.htm#89
(3) Mateo, XVIII, 3.